En muy pocas ocasiones podremos observar como un tío cachondo sin importarle la integridad de su esposa, decide hacer unas apuestas pero como siempre le va un poco mal y por lo tanto apuesta a su esposa perdiéndola y lo que tiene que pagar es bastante humillante ya que el tendría que grabar el video porno donde sus dos contrincantes se follan a la esposa sin importarles la presencia de su marido, lo peor de todo es cuando empiezan a penetrarle el culo pues los gemidos que esta madurita hace cada vez que siente la polla adentro son realmente excitantes.

Dejar un mensaje

Sitio web